Es una de las principales áreas naturales protegidas de Jalisco, que cuenta con un total aproximado de 139,500 ha. de bosque de pino y encino, en las que también es posible encontrar importantes ejemplares de vegetación de selva caducifolia, como helechos, y algunas especies de mamíferos, aves y reptiles.

 

Se encuentran alrededor de 2 900 especies de plantas y 560 de animales, en enormes paisajes de gran belleza. Además de albergar numerosas cuevas –atractivas para exploradores expertos–, la sierra es ideal para actividades como caminatas, campismo, senderismo, ciclismo de montaña y observación de flora y fauna.