A unas pocas horas de Guadalajara, para ser más exacto a dos, se encuentra el volcán de colima, que independientemente de las fronteras estatales es una excursión que no se puede dejar de hacer.

Aquí se puede hacer de todo, desde el paseo, las vistas, fotos de la naturaleza, retos, caminatas, aire limpio, día de campo, entrenamiento, montañas y motociclismo xtremo. Además de que hay distintos niveles, desde los que se la quieren pasar relax en un paseo guiado hasta los que quieren llegar hasta la cima permitida y hacer monatañismo.

 

Claro que todo depende de la época del año en la cual se decida hacer el recorrido, ya que también dependiendo de cómo cambian las actividades. Lo cual nos da un arcoíris de opciones, cualquiera de las cuales se le garantiza será un recorrido inolvidable y único.

Experiencia comparable a cualquier  aventura internacional, vale la pena agendar no sólo un día y quedarse ya se en zona de camping o reservar en las instalaciones cercanas.