En este lugar que forma parte de la Sierra Madre Occidental, el viento, el agua y un remoto origen volcánico han creado cientos de impresionantes esculturas naturales. Es un conjunto de formaciones rocosas, generalmente espigadas y parecidas a las pipas musicales que le dan su nombre.

 

Ahí es posible realizar caminatas por varios senderos que comunican varios puntos de este Parque Nacional de 1,125 hectáreas. Debido a sus atractivos naturales y las formaciones rocosas se han filmado numerosos videos y peliculas. Posee varias cabañas para renta, espacios para acampar, asadores y senderos para los recorridos.