Es el humedal más extenso de Norteamérica. Esta Reserva, con más de 500 especies de plantas, es un importante museo vivo de flora y fauna acuática. Posee 302,706 hectáreas en las que se protegen extensos territorios bajos e inundables, con incontables lagunas y los deltas de los ríos Grijalva y Usumacinta.

 

En Centla vale la pena realizar paseos turísticos en lancha o canoa por varias rutas entre los mangles, así como recorrer sus atractivos, como el Centro de Interpretación Uyotot-Já, la Torre de Observación de aves, Tres Brazos, el faro, el Museo de la Navegación, la Ex Aduana Marítima, el desarrollo ecoturístico Punta Manglar y la aledaña población de Frontera ubicada a pocos kilómetros del área.