Tamul es considerada  la caída de agua más espectacular del país. Ahí los viajeros pueden apreciar un espectáculo sencillamente increible: el río Gallinas cae sobre el río Santa María, originando así el río Tampaón. Se trata pues de una cascada estruendosa ideal para visitarse entre noviembre y abril, y admirar su caída de 105 metros; en época de lluvias su cortina que puede alcanzar los 300 metros de ancho.

 

Para llegar hasta esta maravilla es necesario navegar en lancha durante una hora y admirarla desde abajo. Otra opción es llegar a la parte superior por el poblado de El Sauz.

En la cascada de Tamul se puede nadar, acampar, hacer senderismo, ciclismo y rappel junto a la gran caída.